La historia de la Medicina Hiperbárica se remonta al siglo 17 y es compartida con el desarrollo de la Medicina Subacuática o Medicina del Buceo.

En 1662 Henshaw, clérigo inglés, filósofo y médico, intuyó que el aumento de la presión del aire podría aliviar algunas lesiones agudas y la disminución de la presión podría aliviar algunas lesiones crónicas. Él creó la primera cámara a la que llamo “Domicilian”. Usó una caja de madera a la que ajusto un par de fuelles de órganos en sus extremos, que comprimían y enriquecían el aire en su interior.

En 1834, Junod, médico danés, practicaba terapias hiperbáricas utilizando presiones entre 2 y 4 ATA, para los pacientes con enfermedades pulmonares, los llamados “baños de aire comprimido”, que se extendieron por toda Europa e incluso atrajeron pacientes de los Estados Unidos de América. Se trataban patologías tales como tuberculosis, laringitis, traqueítis y tos ferina, así como enfermedades aparentemente no relacionadas, tales como la sordera, el cólera, el raquitismo, la menorragia y conjuntivitis.

En 1837 Pravaz de Francia construyo la cámara hiperbárica más grande de ese tiempo. En el año 1895, John Scott Haldane, trabajando con ratas y monóxido de carbono, observó que cuanto mayor era la tensión de oxígeno, menor era la dependencia de los glóbulos rojos para transportar el oxígeno. También fue en 1908 el precursor de las primeras tablas de buceo con aire comprimido, en las que se describe el proceso de absorción del nitrógeno.

Medicina Hiperbárica en México

  • La Armada de México es pionera en la aplicación de la Oxígeno Hiperbárico desde 1964
  • Existen 700 cámaras hiperbáricas en el territorio nacional
  • Regulada y reconocida por la Secretaría de Salud
  • Norma Oficial Mexicana NOM-014-STPS-2000

Cada día los efectos benéficos y preventivos de la Medicina Hiperbárica son aplicables a más y más padecimientos, haciendo crecer la lista de enfermedades a las que favorece en su prevención y alivio.

Referencias:

  • Time “Operating Under Pressure” publicado el Viernes 15 de febrero de 1963, Estados Unidos.
  • National Academy of Sciences, National Research Council. Fundamentals of Hyperbaric Medicine, Publication #1298, 1966.